top of page

Improvisa el ruego

Te invito a una carrera sin participantes,

a que nuestra euforia borre todo

atisbo de penumbra externa,

a arañarnos la espalda desgarrándonos

silenciosamente la vida.


Poco a poco. Abismo a abismo.


Invito al deseo a sufrir por nosotros

y a la luz a que envidie nuestro brillo.

También invito a la reclusión,

para que nos busque en nuestro mundo,

donde cesa esta obra de arte.


Precipicio a precipicio. Limitación a limitación.


Te invito también a crear

contradicciones que nos nieguen.

A transformar todo recuerdo pasado.

A no darnos cuenta de donde estamos sumergidos.

A no darnos cuenta.


Cimiento a cimiento. Fractura a fractura.


Pero jamás buscaría apagar la euforia, la luz,

el tiempo, esencia, sonido, temperatura, instinto…

Y mucho menos el arte.


Por eso invito a la nada

a que atraviese de nuevo mi ser.


Todos somos restos.

Suicidas a disfrutar de la muerte.

Soñadores a resucitar de la vida.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Bodhisattva

En el abismo de los locos, tan solo nos detenemos para reírnos del tiempo.

Grr

Civilizada la naturaleza, resultó oprimida la humana existencia que quedaba en nuestras raíces.

Magia

bottom of page