top of page

Desde la soledad

Desde la soledad

amo lo que me rodea,

desde la soledad

cuido los pensamientos

que intentaron

juzgar mi apariencia,

desde la soledad

resisto en mi corriente

y riego el resto de tiestos

con aguas

de extranjeras tierras.


Matizo mi coherencia

con la soledad

de otras conciencias.


Desde la soledad

lucho, aprendo y persisto.

Guerra del sentirme solo

aun estando conmigo.

Paz de sentirme comprendido

en las soledades que tejen

nuestros abrazos colectivos.


Pues no hay soledad

que no se complemente

aun siendo brillo

de su propia transparencia.


Desde la soledad

saboreo lo íntimo

de sabotear los límites

del tiempo compartido.

Me desperezo y disfruto

del silencio en mis voces,

de la sencillez y la ternura,

del cuidado cooperativo.


Sólo desde la soledad

somos capaces de vernos,

reconocernos,

y en ese reconocimiento

sentir a las demás

en nuestro mismo viento.


Desde la soledad

hasta nuestra soledad

solamente un soplo de cariño.

Conmigo surge el contigo,

caminando a ciegas

en el devenir de estos espejos

paralelos unidos.


Desde la soledad

evitamos caer en nuestro olvido.




43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Teatro

Me perdono

No sólo yo

Yo no soy de mi apariencia ni de mi ceguera.

bottom of page