top of page

Bodhisattva

Como el agua del río

que se estanca en nuestras retinas,

en el abismo de los locos,

tan solo nos detenemos

para reírnos del tiempo.


Aquí, las sombras

ruegan fundirse

sin saber por qué.

Y las carcajadas son suspiros

que permiten que nos respiremos,

rompiendo cárceles de madera

que arden con el fuego que desprendemos.


No sufrimos locura.

¿Por qué si no, cataclismos

bellos en su caos

clamarían al exilio?


Rompemos la línea de lo bello,

para dejarnos sentir.

Saciando cañaverales con nuestro brillo,

pues luz artificial sobra en este mundo.


Es tan dulce el por qué

de esta intermitente melodía

que no queda lugar para el límite.


Que sobra la luz.

La oscuridad, sobra…

Mientras no falten movimiento.

Porque ya solo nos quedan

cuerdas a desechar,

y corduras a romper.


Tan solo dejarnos acariciar

por la ternura de nuestro ser.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Grr

Civilizada la naturaleza, resultó oprimida la humana existencia que quedaba en nuestras raíces.

Magia

bottom of page