top of page

Bestias

Rescato del silencio

el movimiento latente

que camina tras mis pies.


Ahora, solitario, lo acojo

relamiendo las paredes

de sus múltiples suicidios.

Lo acojo,

sintiendo el rugido

que otros quisieron acallar.

Pero esos otros no eran sin mí.


Fustigo mi pena

por las bestias

que alimenté

en mi tormento.


Pero esta vez prefiero

acogerlas en mi pecho

y que mientras las cuido

me narren las historias

con sus silencios de guerra,

con sus aullidos eternos.



ILUSTRACIÓN DE:

Fungus / Carlota Pachón

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Teatro

Me perdono

bottom of page