top of page

Nada

Inocentes, sedientos,

servidores de lo incorrecto,

hambrientos de nuestros sueños,

vendidos por materia,

expandiendo el ansia por lo infinito.


Hasta que nuestro reflejo se convierta

en el cosmos que nos alimenta:


Nada.


Ancla atada a la vida.

Vida anclada a mis pasos.

Pasos vividos a los vientos.

Vientos anudados a nada.


Yo, nada.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Bodhisattva

En el abismo de los locos, tan solo nos detenemos para reírnos del tiempo.

Grr

Civilizada la naturaleza, resultó oprimida la humana existencia que quedaba en nuestras raíces.

bottom of page